WreckateerXbox 360

Destrucción creativa con Kinect

Por Alina Varela El 25 de julio a las 12:46

Lo bueno

Buena variedad de proyectiles que se controlan de distintas maneras. Niveles coloridos y bien detallados. Muy fácil de comprender.

Lo malo

Ofrece poco nivel de reto. Guión deficiente. Física incongruente. Rejugabilidad casi nula.

Wreckateer no tiene una historia, sólo una absurda excusa para destruir cosas: los reinos a veces se ven infestados por goblins que ocupan todos los castillos de la localidad, y la única manera de deshacerse de ellos es destruyéndolos por completo. Wreck y Tinker son los personajes fallidamente cómicos que te acompañarán en tu demoledora aventura protagonizada por tu avatar, ayudándote a aprender los controles básicos, el funcionamiento de tus armas y haciendo chascarrillos muy malos.

Es inevitable comparar a Wreckateer con Angry Birds debido a la forma de juego que involucra lanzar proyectiles de distintos tipos para demoler construcciones, la diferencia es que en lugar de las aves iracundas y los cerdos verdes ahora tenemos goblins del mismo color. Además, el nuevo título para Xbox LIVE Arcade ofrece una experiencia de juego mucho más interactiva gracias a la mancuerna que hace con Kinect.

Los proyectiles que usarás son variados y con características especiales distintas; para lanzarlos sólo tienes que imitar el movimiento de jalar al proyectil en una ballesta gigante, apuntar –lo que significa moverte para darle dirección y altura-, y soltar; pero eso es apenas el comienzo de la trayectoria, una vez que tu proyectil esté en el aire podrás manipular ligeramente su dirección con gestos direccionales con tus manos y activar sus habilidades especiales levantando los brazos. Hay proyectiles que explotan al activarse para causar más destrozos, y otros que vuelan y puedes controlar simulando que tus brazos son sus alas durante el resto del recorrido, por mencionar algunos. También hay blancos en el aire que te dan puntos al golpearlos o hacen que tu proyectil adquiera una habilidad adicional.

Tendrás que obtener al menos una medalla de bronce para pasar cada nivel, claro, también habrá de plata y de oro. Para obtenerlas necesitas reunir cierta cantidad de puntos que ganas conforme te deshaces la propiedad privada y aniquilas unos cuantos goblins, de paso. Adicional a la destrucción, también puedes obtener puntos extra al conseguir hazañas como atinar un tiro sin manipularlo o golpear a un goblin en la cara.

Una desventaja latente en los juegos de Kinect es la repentina falla de precisión en los controles, lo que se traduce en la eventual dificultad al apuntar o activar las habilidades de los proyectiles, y por lo mismo, en un disparo catastrófico -en el sentido de que no destruirás nada-. Matar a tres goblins te concede un Mulligan, que es la oportunidad de repetir el último tiro que realizaste, lo cual ayuda cuando ocurren estas desventajas o simplemente mediste mal tu tiro.

Wreckateer luce muy bien, pues los modelos son coloridos y los detalles de los castillos están bien logrados, pero cuando logras derrumbar una construcción, su caída no se ve natural. La incongruencia de la física del juego no se queda ahí, ya que puedes dejar los cimientos de un castillo en una situación que causaría su derrumbe en la vida real, pero en el juego la construcción sigue en pie.

En Wreckateer la única motivación para seguir jugando es obtener medallas de oro y romper tus propias marcas de cada nivel, nada más; la experiencia sólo sirve para un rato, pero vamos, el juego completo cuesta sólo 800 MS Points, así que podemos ponerlo en la balanza.

Como es de esperar, el público al que Wreckateer está orientado definitivamente no es el de los jugadores veteranos, pues la dificultad de los niveles no logra imponer un verdadero reto. Tal vez este título pueda mantener más entretenido a un jugador casual.

Mediocre
6.3
 

67

Ficha del Juego

Wreckateer

Xbox 360

por Iron Galaxy Studios

25 / Julio / 2012

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS