Quantum ConundrumXbox 360

El verdadero sucesor espiritual de Portal

Por Salvador Garcia El 17 de agosto a las 13:28

Lo bueno

Muy entretenido. Buena dirección de arte. Puzzles que aumentan de dificultad en una curva fácil de seguir.

Lo malo

No hay rejugabilidad. Al humor le falta ángel.

En Quantum Conundrum eres un niño que está de visita en la mansión de su excéntrico tío inventor: Fitz Quadwrangle. El científico tiene un problema, se encuentra atorado en otra dimensión y necesita tu ayuda, lo que implica resolver decenas de acertijos y recorrer las diversas alas de su mansión utilizando el poder de los inventos para reactivar 3 generadores que marcarán el camino para su triunfal regreso.

Seguramente no es fácil crear un juego cuando todos te calificarán basándose en tu trabajo previo, y más si ese trabajo es Portal. Airtight Games aceptó el reto y ahora utiliza varias dimensiones como mecánica de juego y las combinaciones que puedes crear con ellas, creando un juego entretenido que no sirve para saciar la sed de la iniciativa de pruebas pero sí como un buen universo paralelo.

Al principio parece una experiencia muy diluida de puzzles sencillos, plagada de un humor que se queda a medias, como el momento incómodo en el que estás esperando el punch line del chiste y el tipo que lo está contando ya lo terminó y espera que te rías. Y mientras podemos decir que la dificultad cambia con el tiempo, las bromas siguen siendo mediocres.

Conforme avanzas por la mansión los acertijos se convierten en obras de perfección que requieren una coordinación sin fallas para resolverlos y te perdonan pocos errores; esto no lo convierte en un juego difícil, pero sí en un reto. Las dimensiones que tienes a tu servicio son la pachoncita (que en realidad se llama fluffy) donde todo está lleno de luz, es rosa y pesa 10 veces menos que en nuestra dimensión.

Los objetos que manipulas generalmente son cajas fuertes que puedes obtener de monturas en la pared llamadas "Dolli" (el mal chiste aquí es "sí, cómo la oveja, porque las clonó"). Estas hacen las veces de objetos contundentes, escalones, pesos, contrapesos y hasta puentes. También está la dimensión pesada en la que todo, sí, adivinaste, pesa 10 veces más que en nuestra dimensión, así que las cajas de cartón se vuelven formidables y hasta útiles para bloquear rayos láser. Después está la dimensión “en cámara lenta” como la llama Fitz, en la que todo se mueve a una fracción de su velocidad original mientras tú mantienes la normal. La última dimensión es en la que no hay gravedad.

La mezcla de todas estas dimensiones crea un título entretenido que durante la primera etapa te muestra la mecánica de juego, te enseña a controlar tu entorno y en general es divertida; los cambios de dimensión se hacen con los gatillos y los bumpers, así que puedes hacerlos instantáneos. El diseño de los niveles es muy colorido e inspirado en lo que podrías encontrar en cualquier animación infantil moderna.

En realidad, Quantum Conundrum es un juego inspirado, con buenos momentos que te dará algunas horas de diversión, pero una vez que lo termines no hay mucho que te mantenga sentado intentando mejorar tus tiempos o la cantidad de cambios de dimensión que usaste, a pesar del logro asociado con ello. No se abren opciones nuevas de juego, no hay un modo cooperativo, sólo hay un DLC que se lanzó recientemente.

Es probable que los fanáticos de los puzzles lo jueguen un rato, se diviertan y encuentren las inspiraciones y similitudes que comparte con Portal. Al terminar no lo jugarán de nuevo para mejorar sus tiempos, seguramente regresarán a jugar Portal, pues Quantum Conundrum, al igual que el hermano de Sylvester Stallone, es sólo un sucesor espiritual que carga con el peso de haber sido creado por la misma persona y tiene que vivir con su fama.

Bueno
7.8
 

Ficha del Juego

Quantum Conundrum

Xbox 360, PlayStation 3, PC

por Airtight Games

11 / Julio / 2012

Sitio Oficial »

MÁS REVIEWS