Astro Gaming, audífonos para jugadores profesionales

Una gran experiencia auditiva para jugar

Por Daniel Dehesa El 4 de octubre a las 17:31

El audio en un videojuego tiene tanta importancia como la presentación gráfica; después de todo, las propuestas más memorables no hubieran tenido el mismo impacto sin su icónica banda sonora, o una partida de Battlefield 3 sería menos envolvente sin el ruido de la guerra, y a quien piense lo contrario tendríamos que apagarle las bocinas durante una partida para ver si su rendimiento en combate es el mismo. Así las cosas, la evolución auditiva en el entretenimiento del pixel ha ido de la mano con la visual, ofreciendo experiencias cada vez más inmersivas, pero para disfrutar adecuadamente esta oferta interactiva hace falta el mejor equipo, y ante un amplio catálogo de fabricantes, no difícil dar con el producto ideal. Sobra decir que hay para todos los gustos, pero hay uno en particular que, en nuestra opinión, está entre las opciones perfectas para los amantes del videojuego, pues permite saciar todas sus necesidades aunque a expensas de un alto precio, se trata del sistema de audio A40 de Astro.

Astro Gaming es la compañía responsable de crear los audífonos oficiales para la liga de e-Sports más importante de la Unión Americana, la Major League Gaming, y tras años de experiencia en la construcción de dispositivos sonoros para el ámbito profesional, decidió lanzar una línea de productos para el consumidor. Así se diseñó el A40, específicamente para jugar y sacar máximo provecho al tiempo frente a la pantalla y con control en mano. Es importante aclarar que no son los mejores audífonos del mercado, pues marcas como Sony, Senheisser y Bose venden productos de mucho mayor calidad sonora por el mismo precio, la diferencia de Astro es que presenta un paquete que se ajusta a las necesidades del jugador exigente.

Lo interesante de A40 es que se compone de 2 partes: los audífonos en cuestión y el MixAmp, una pequeña consola que además de administrar conexiones, permite controlar los niveles de audio. Este compacto aparato tiene la virtud de poder conectarse prácticamente a cualquier dispositivo, gracias a las múltiples entradas y salidas. De inicio, tiene puerto óptico, RCA y coaxial, así como una salida tradicional para audífono, una para diadema de Xbox 360, y la última para headset. Pero sus funciones no se limitan a ser un puente de cableado, la novedad es que te deja decidir entre dar preferencia al audio del juego o escuchar más la voz de chat, gracias a una perilla en la que equilibras a tu gusto el volumen de ambos aspectos.

También es importante mencionar que el cableado del A40 permite múltiples configuraciones e incluso conectar varios audífonos y crear un canal de chat privado. Claro, si juegas en línea no hace falta recurrir a dicho aspecto, la ventaja en realidad es que puedes enlazar diversos sistemas de audio, incluido algún reproductor de MP3, en caso de que quieras tu fondo musical personalizado.

Los audífonos del A40 presumen un diseño firme, que combina varillas de metal con plástico rígido, aunque la sólida estructura no impacta en la comodidad, y durante alrededor de las 10 horas que pusimos a prueba el equipo, nunca padecimos de cansancio real. Parte de eso se debe a que la diadema ejerce poca presión sobre la cabeza, a que es ligera y a que los cojines del audífono están muy acolchonados. Y sobre la misma línea de practicidad, el micrófono puede cambiarse de lado, con sólo despegar la tapa magnética a un costado de la diadema e intercambiándolo al otro extremo; tal vez hacer este movimiento responda a un capricho, pero se agradece la posibilidad.

Por supuesto, no importa cuántas funciones tenga el A40 si al final la calidad de audio decepciona; afortunadamente, no es el caso, y en cuanto a desempeño sonoro, cumplió por encima de la expectativa. En el apartado musical notamos ciertas deficiencias, en especial cuando se trata de melodías con notas que se salen del rango convencional, y en consecuencia, hacían que la bocina comenzara a vibrar. Por lo demás, los sonidos resultan claros y profundos en extremo, especialmente válido cuando se trata de jugar, que es lo importante con este producto.

En un intento por experimentar varios posibles escenarios, pusimos a prueba el A40 con World of Warcraft: Mists of Pandaria, que aún con la constante charla de aproximadamente 10 personas, el ruido de la visita a un calabozo y la música de fondo, el nivel de audio jamás llegó a lo estridente, de modo que siempre hubo claridad entre cada canal. Por supuesto, hace falta una buena tarjeta de audio, si juegas en PC, para sacar provecho a tal cualidad. Sometimos también la potencia de los audífonos a Battlefield 3, opción predilecta por la numerosa cantidad de sonidos en el multiplayer; después de algunas partidas, quedó claro que emula muy bien la sensación 7.1, ejecutando con precisión la ubicación de cada sonido, aún después de explosiones, balazos y toda clase de gritos. Por último, A40 fue nuestro apoyo perfecto para hacer la reseña de Resident Evil 6, en especial durante la campaña de Leon, pues ante los defectos de la cámara, la precisión del audífono señalaba el lugar de donde provenían los ataques.

En resumidas cuentas, la flexibilidad del sistema A40 es una opción idónea si eres un jugador exigente con la calidad del audio, el problema, como mencionamos al inicio, es que lo elevado de su precio: $249.99 USD. Para ser un equipo completo, conformado por el MixAmp y los audífonos, pagar esa cantidad es lo justo, aunque eso no quita que sea demasiado dinero, casi tanto como una consola. La mayoría prefiere sacrificar la fidelidad auditiva, el buen diseño y hasta las características adicionales e invertir ese dinero en más juegos, lo cual tiene sentido. Si por otro lado, buscas la mejor configuración sonora, puedes estar seguro de que Astro A40 es una de las mejores opciones del mercado –superado únicamente por su sucesor A50, sólo por el hecho de ser wireless–.

MÁS ARTíCULOS